30.1.06

La Mataviejitas coleccionaba periódicos con sus homicidios

Como el resto de los homicidas seriales en el mundo, Juana Barraza Samperio, La Mataviejitas, era egocéntrica y fetichista. Al catear su casa, las autoridades encontraron diversos recortes de periódicos sobre sus ataques y posibles movimientos. Además, decenas de objetos que pertenecieron a sus víctimas. En la videograbación del cateo realizado la noche del viernes se observa a detalle el interior del domicilio de esta mujer a quien la Procuraduría capitalina vincula con al menos doce asesinatos ocurridos desde el 2003.
Un altar a la Santa Muerte, con una víbora y una manzana como ofrendas, es lo primero que encuentran los investigadores cuando entran a esta casa, ubicada en la calle de Abetos, colonia Izcalli, municipio de Ayiotla, Estado de México. A un costado hay otras dos imágenes: un cuadro de Jesús Malverde, el santo de los narcotraficantes, y una figura similar a Buda. A los pies de esta última algunas piedras de cuarzo y caracoles y en frente una especie de barril pequeño con la leyenda “para la abundancia”. En la pared de tabique rojo cuelga otro cuadro. Es Juana Barraza Samperio con su disfraz de luchadora, con su atuendo de La Dama del Silencio. Orgullosa, con un cinturón de campeona y enfundada en su traje rosa y sus botas blancas, la mujer muestra uno de sus bíceps. Un antifaz que semeja las alas de una mariposa plateada, le cubre el rostro. Y junto a él hay algunas fotos de sus hijos. Los cuadros quedan atrás cuando los agentes comienzan a buscar evidencias.
Y rápidamente las encuentran: ahí, entre la ropa, están escondidas algunas joyas. Aretes, cadenas, pulseras, relojes... todo lo que presumiblemente le quitó a las mujeres que asesinó durante años. Billetes y monedas antiguas forman parte de ese botín. Los agentes siguen la revisión. Hallan una computadora portátil, al parecer es la misma máquina que Barraza Samperio le robó a María de Los Ángeles Repper, luego de estrangularla en octubre pasado dentro de su domicilio de la Escandón. Una credencial del gobierno capitalino, a nombre de Repper con el folio 5887-7002-3385-9784 y otra del ISSSTE a nombre de Adela Solano Solorio, figura entre los objetos que ya fueron incautados.
La búsqueda continua. Entre un montón de revistas y papeles, los investigadores encuentran recortes de notas periodísticas que dan cuenta de los ataques y movimientos de El Mataviejitas. Los retratos hablados que se hicieron en un principio y el cartel que la Procuraduría distribuyó, en noviembre pasado, con una imagen del presunto homicida y la leyenda “Se busca”, son algunos de los recortes que Juana Barraza guarda en su casa. A decir del criminólogo de la PGJDF, Martín Barrón Cruz, los homicidas seriales en el mundo gustan de coleccionar recortes de periódicos que hablan sobre ellos y guardar algunos objetos de sus víctimas. El especialista explica que son sus trofeos. Entre la ropa hay de la multihomicida también una bata blanca del IMSS y zapatos blancos; el disfraz que en ocasiones usaba La Mataviejitas para acercarse a sus víctimas. El cateo duró tres horas. Cada uno de los objetos fue guardado y formará parte de las pruebas que usará la Procuraduría capitalina para demostrar que Juana Barraza Samperio es La Mataviejitas.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

VAYA QUE ESTABA TRASTORNADA LA SRA. AUNANDOLE A ESO QUE LA PADROTEABAN ALGUNOS LUCHADORES COMO EL VOLADOR JR, TONY RIVERA Y OTROS PUES YA NO SUPO DE QUE MANERA OBTENER MAS DINERO PARA CUMPLIRLE LOS CAPRICHITOS A SUS QUIRRURRIS QUE MALA ONDA POR LAS VICTIMAS QUE PAGARON EL COSTO

11:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

SI NO VAN A COLOCAR LOS COMENTARIOS PARA QUE LE HACEN A LA MAMADA DE HAGA SU COMENTARIO NO MAMEN LES FALTAN GUEVOS PARA PONERLOS O QUE?

4:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home